Web Oficial del Hostal Davimart
Web Oficial del Hostal Davimart
de lo real y maravilloso
 
Mis Productos
Web Oficial del Hostal Davimart
Hostal Davimart
Profesionalidad y excelencia insuperable serian bien usadas para calificar este acogedor lugar, dias para recordar, deseos de regresar y noches acompañadas de refrescantes mojitos y exelentes platos de las mas exquisitas cosinas del patio y del mundo lo hacen uno de nuestros preferidos.

Por tanto DAVIMART es siempre una opción a tener siempre en su mente cuando viaje a Trinidad de Cuba.
imagen
Trinidad de Cuba
La ciudad de Trinidad se halla ubicada en la región central de Cuba, específicamente en el sur de la provincia cubana de Sancti Spíritus, y es la capital del municipio del mismo nombre.

La Villa de la Santísima Trinidad fue la tercera villa fundada por la Corona española en Cuba, a principios de 1514. La villa se fundó con la presencia del Adelantado Diego Velázquez de Cuéllar, y fue evolucionando con rapidez, gracias a la actitud emprendedora de sus habitantes, lo cual le posibilitó ser una de las más prósperas de la mayor de las Antillas. Francisco Iznaga, rico propietario vasco asentado en la región oriental de Cuba durante los primeros decenios de la colonización de la isla. Fue elegido regidor de la villa de Bayamo en 1540. Iznaga fue origen de un poderoso linaje que se asentó finalmente en Trinidad, en el centro sur de la isla. Sus descendientes defendieron la causa autonomista y la anexión a los Estados Unidos en las décadas centrales del siglo XIX. La labor de conservación y restauración emprendida por los especialistas de esta zona del centro sur de Cuba, y el amor que profesan a su ciudad sus habitantes, propició que sea una de las ciudades coloniales mejor conservadas no sólo de Cuba, sino también de América, e inscribirse en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco junto al Valle de los Ingenios en 1988, una zona donde prosperó la industria azucarera con la llegada de las familias Iznaga, Borrell y Brunet hacia la mitad del siglo XIX. Esta producción azucarera, que enriqueció a los dueños de esos ingenios, hizo que surgieran tanto en Trinidad como en el Valle, casonas y palacetes que hoy son orgullo de la cultura cubana. La fecha de su fundación se celebra cada año con una Semana de la Cultura Trinitaria; en enero de 2009 se festejó el cumpleaños 495 de la ciudad.